Vida & Estilos

La dieta alta en grasas que promete hacerte bajar 3 kilos en 10 días

Los últimos estudios dejaron de considerar a las grasas como el principal enemigo a la hora de perder peso. 
por Redacción Rumbos twitter @RumbosDigital Septiembre 11, 2017

Cuando escuchamos la palabra dieta, automáticamente en nuestra cabeza nos viene la idea de evitar las grasas.

Algunos nutricionistas dicen que hay que eliminarlas de nuestra alimentación, otros aconsejan que alcanza con moderar su consumo.

Sin embargo, un estudio de National Obesity Forum ha revertido esta tendencia y reemplazó a la grasa por el azúcar y los hidratos de carbono, como la verdadera enemiga de la dieta.

Este descubrimiento llegó al Reino Unido y cambió la creencia que se mantuvo durante todos estos años. El nuevo eslogan no tardó en aparecer: “Come grasa para estar delgado, no le temas. La grasa es tu amiga”.

Rachel Hosie, una periodista de The Independent decidió comprobar esta nueva teoría y probó la dieta que la nutricionista Zana Morris recomienda en su libro The High Fat Diet.

Se trata de un régimen bajo en carbohidratos, con una cantidad media de proteínas y alta en grasas. Este método promete hacer bajar 3 kilos en apenas 10 días.

“Ingiero más calorías que antes y supuestamente lo hago para perder peso. Suena demasiado bueno para ser verdad”, decía Hosie al principio de la dieta. Luego, a medida que pasaban los días, su opinión fue cambiando.

Entre los alimentos que podía comer se encontraban: crema de queso, mantequilla, aguacates, crema de coco, carnes rojas y pescados, verduras verdes, aceite de nuez, huevos y algunos quesos.

En cambio, no podía consumir azúcar ni edulcorante, leche ni yogur, fruta, pan, pasteles, patatas, pasta arroz, verduras que no sean de color verde, alcohol o salsas. Tampoco podía picotear entre comidas.

Con respecto a cómo funciona esta dieta, la especialista explica que al disminuir los carbohidratos, al cuerpo no le queda otra que quemar grasas para conseguir energía.

“Cuando la mayoría de la gente se embarca en una dieta estricta, terminan anhelando el dulce y picando entre horas. Pero este no es el caso. No es una dieta para pasar hambre”, señala Morris.

¿Hace falta hacer ejercicio?

Sí, porque cuando se sigue una dieta, también se suele perder músculo. Para evitar esto, hay que realizar actividad física. Lo más conveniente es el entrenamiento de fuerza.

Tras 9 días de régimen, Hosie empezó a notar los cambios. Sus amigos le comentaban que estaba más flaca, y ella sentía que la ropa le quedaba más suelta.

“Cualquier experto en fitness te diría que no midas tus progresos en la escala, pues tendemos a obsesionarnos demasiado con el número. Eso no quita que me encantó perder 3 kilos en 10 días. Y lo más importante: mi porcentaje de grasa corporal se redujo un 4%”, contó.

De todas maneras, vale aclarar que quizás no sea lo más saludable seguir una dieta como esta, ya que también hay que tener en cuenta otros factores como el colesterol. 

Lo que sí, esto comprueba que las grasas son necesarias y que se deberían incluir en todos nuestros platos.

Tags Dietas
La curiosa historia de la salsa golf, el invento de un Premio Nobel argentino
Artículo anterior La curiosa historia de la salsa golf, el invento de un Premio Nobel argentino
Artículo siguiente Blanquearon a una Virgen negra y despertaron la furia de los fieles
Blanquearon a una Virgen negra y despertaron la furia de los fieles