Vida & Estilos

6 factores que incrementan el riesgo de contraer cáncer de piel

[ESPACIO PATROCINADO] Es el tipo de cáncer más común entre los seres humanos pero, detectado a tiempo, es curable en la mayoría de los casos.
por Redacción Rumbos twitter @RumbosDigital Noviembre 13, 2017

Cuando nos disponemos a exponernos al sol, es común que tomemos algunos recaudos para evitar “quemarnos mal” o que nos arda la piel. El recuerdo de alguna experiencia desagradable previa suele ser nuestra principal alerta. La piel clara, la exposición solar prolongada, los horarios del mediodía y la falta de cuidados son la principal causa de quemaduras solares.

Los días nublados (y la resolana) son muy traicioneros: nos parece que no hace falta ponernos protector solar pero nuestra piel nos informa que estábamos equivocados unas horas después: la sentimos caliente, ardida y dolorida; no toleramos el contacto de la ropa. La observamos enrojecida, tirante e incluso puede tener ampollas. Con los días la piel se cura, pero aparecen manchas, como pecas, que serán la marca imborrable de la quemadura de sol.

Esa quemadura es capaz de provocar un daño en las células de la piel que puede no ser reparado. Y se produce un efecto “bola de nieve”: las células se siguen deteriorando paulatinamente. Así es como puede generarse el cáncer de piel.

“El cáncer de piel es la forma más común de cáncer en los seres humanos. Detectado a tiempo es curable en la mayoría de los casos”.

Evitar la quemadura aguda es el objetivo inicial de la prevención. Para eso debemos exponernos poco, en horarios alejados del mediodía, usar ropa, sombreros, anteojos de sol, buscar lugares con sombra (bajo los árboles o toldos) y usar cremas protectoras solares.

Dicho todo esto tenemos que considerar que la quemadura no es la única forma de daño solar. Aunque no suframos ardor o ampollas, el color bronceado adquirido también es señal de agresión sobre las células de la piel. Ese tono agradable no significa que estemos “curtidos”: es la forma como la célula intenta “taparse” o bloquear los rayos ultravioletas que la están lastimando, y que a largo plazo, son tan nocivos como la quemadura solar.

Bajo el lema “El sol sin protección daña la piel”, del 13 al 17 de Noviembre de 2017 se celebra en nuestro país la 24° Campaña Nacional de Prevención del cáncer de piel y, en este marco, un comité de expertos de la Sociedad Argentina de Dermatología, explicó los 6 factores de riesgo más importantes que nos hacen más propensos a contraer esta enfermedad:

1. Tomar sol aumentando paulatinamente el tiempo de exposición sólo evita quemaduras, pero no disminuye los riesgos de enfermar la piel.

2. Disminuir la potencia de los protectores solares con el paso de los días también es perjudicial para la salud.

3. Exponerse a camas solares para broncearse rápido “sin ponerse rojo ni sufrir”, hará que la piel sufra en el futuro.

4. Disminuir los cuidados frente al sol en la vida adulta “porque la piel es más resistente” es peligroso. La reacción a nivel de las células es igual a lo largo de toda la vida. El tener una piel más oscura nos protegemos de la irritación aguda, pero no de la agresión de largo plazo.

5. Ponerse protección solar solamente en áreas sensibles (labios, nariz, cuero cabelludo en caso de calvicie) nos evita la quemadura en ese sitio pero no nos ayuda al cuidado de la piel en general.

6. Las quemaduras solares, especialmente ante de los 18 años de edad, aumentan el riesgo de padecer cáncer de piel potencialmente grave (melanoma).

Vinos al natural: respeto por la naturaleza, filosofías ancestrales y comercio justo
Artículo anterior Vinos al natural: respeto por la naturaleza, filosofías ancestrales y comercio justo
Artículo siguiente Esta semana en Rumbos 742: Todo lo que tenés que saber sobre las nuevas tendencias en vinos
Esta semana en Rumbos 742: Todo lo que tenés que saber sobre las nuevas tendencias en vinos