Tecno

Realidad virtual: Así es la tecnología que ya está entre nosotros

Cómo funciona y qué uso le podemos dar a esta tecnología que afirma ser la clave de nuestro futuro.
por Aye Iñigo twitter Noviembre 20, 2017

Cuenta el mito que en enero de 1896, en una de las primeras sesiones cinematográficas de los hermanos Lumière, el público corrió aterrado al ver en la pantalla un tren a punto de aplastarlos.

Y a nosotros –techies del siglo XXI– nos parece casi increíble que simples imágenes en movimiento generaran semejante reacción.

Sin embargo, el tiempo les dio la razón a aquellos parisinos deslumbrados por el cine, y acá estamos 120 años después, esquivando obstáculos, tambaleándonos y gritando detrás de unas gafas de realidad virtual.

Pero ¿qué es realmente esta tecnología que clama ser el futuro?

La realidad virtual (VR) consiste en un entorno de escenas y objetos generados con tecnología informática que tienen una apariencia real. Son mundos virtuales realizados mediante gráficos tridimensionales y diversos procesos tecnológicos.

Para verlos, los usuarios usamos dispositivos como gafas o cascos diseñados especialmente para este propósito y otros accesorios como guantes o hasta trajes, que mejoran notablemente la sensación de adentrarnos en un universo paralelo.

El pionero de lo que luego se convertiría en realidad virtual fue Morton Heilig, un cineasta que en 1957 creó el “Sensorama”, un simulador que combinaba imágenes en 3D junto con sonido, viento y olores, para crear una sensación de realidad.

A lo largo de los años se sucedieron diversos intentos fallidos, hasta que en el 2000 el emprendedor estadounidense Palmer Luckey comenzó a desarrollar el Oculus Rift, el casco de realidad virtual más famoso que existe hoy en día.

Años después, la RV tiene los más diversos usos. Hay experiencias lúdicas como videos en 360° que nos permiten visitar Pekín o el Museo del Louvre desde el living de casa, videojuegos que nos adentran en mansiones embrujadas para matar zombies o partidos de fútbol que se pueden ver como si estuviésemos en la cancha. También hay usos periodísticos y hasta científicos.

¿Te dieron ganas de probarlo? En esta nota te contamos cuáles son las gafas disponibles y cómo aprovechar la realidad virtual en gaming, viajes y deportes.

La pasión de un estadio, en tu living

¿Qué más podría pedir un fanático de fútbol que ver todos los partidos como si estuviera en su casa? ¿Y si a eso le suma verlo sólo pero interactuando con todos sus amigos? Esas son las posibilidades que brinda la realidad virtual dentro del mundo deportivo.

Una de las empresas líderes en este campo es NetVR, quien acaba de recibir 75 millones de euros de financiación para desarrollar su experiencia de “espectador virtual”.

Entre sus varios proyectos se asociaron con la NBA para ofrecer las mejores jugadas y retransmitirlas a través de Daydream, la plataforma de realidad virtual creada por Google. Además, realizan streaming de varios eventos deportivos y artísticos.

Por su parte, la cadena Fox lanzó Fox Sports VR, donde el usuario puede ver los partidos en 360°, cambiar de cámaras según el ángulo que más le guste y conectarse con otros amigos para poder mirarlo en red.

Otros programas, diseñados para deportistas, permiten crear las mejores condiciones para entrenar. Con ellas se simulan contextos deportivos con una gran impresión de realismo, como ver un bosque mientras corrés en la cinta o practicar el swing de golf desde tu casa.

Con el uso de la “big data” estos programas también controlan indicadores de rendimiento para lograr planes específicos según las capacidades de cada deportista.

Recorrer el mundo sin moverte de tu casa

La forma en la que experimentamos nuestros viajes y vacaciones también se vio modificada por la aparición de la realidad virtual. Gracias a esta tecnología, empresas turísticas comenzaron a vender sus destinos de una manera más vívida e inmersiva.

Así, los viajeros pueden ponerse unas gafas y ver cómo se siente caminar por las calles de Pekín, o cómo será el hotel de Londres donde eligirán hospedarse. Aplicaciones tan simples y conocidas como Google Street View ya permiten que desde una computadora recorramos cualquier lugar del globo.

Otros lanzamientos innovadores ofrecen experiencias más completas como el caso de Ascape, que contiene decenas de videos y fotos 360° de diversos destinos turísticos o YouVisit, donde se puede conocer el Museo del Louvre en París, entre muchos otros de diferentes partes del mundo. Las aerolíneas también se están lanzando a las experiencias VR.

Tal es el caso de la alemana Lufthansa, que muestra en su web recorridos virtuales por ciudades como Nueva York o Bei-jing. Además, en los aeropuertos de Nueva York y Frankfurt Lufthansa ya usa la realidad virtual para mostrar a sus clientes como sería viajar en primera clase.

Realidad aumentada

A diferencia de la realidad virtual, la realidad aumentada (RA) no crea mundos imaginarios, sino que agrega elementos virtuales a un mundo físico real. Tal es el caso de las famosas máscaras de Instagram (que nos permiten jugar con animaciones sobre nuestras caras) o Pokemon Go, el juego para celulares creado para buscar pokemones en las casas, los lugares de trabajo o casi cualquier lugar de tu ciudad y que tiene más de 60 millones de usuarios mensuales.

Otro programa interesante de realidad aumentada es Smartify, una app móvil que reconoce obras de arte cuando las enfocás con la cámara del celular y te brinda descripciones detalladas de lo que estás viendo (ideal para visitas a museos). La casa de muebles sueca IKEA creó IKEA Place, una app que te permite poner virtualmente los muebles de su catálogo en tu casa, para que decidas cuál queda mejor antes de comprar.

Gaming: adentro de los juegos

Los videojuegos son probablemente el área donde se esperan más desarrollos si de realidad virtual se trata. La estrella indiscutible es Sony, con su casco PlayStation VR, compatible con la consola PS4 y que pronto vendrá en un nuevo modelo más cómodo e intuitivo. A este dispositivo se le suman también el joystick, mandos de movimiento y una pistola. Otras gafas de realidad virtual son las Vive, fabricadas por HTC y Valve. A diferencia del casco de Playstation, este dispositivo está diseñado para utilizar el espacio en una habitación y sumergirse en un mundo virtual sin la necesidad de usar una consola. Una opción similar ofrece Oculus Rift u Oculus Go, pionera en gafas de realidad virtual.

Lo más interesante de estos juegos que incluyen realidad virtual es que el usuario puede realmente participar con su cuerpo y sumergirse en el mundo de sus videojuegos preferidos. El casco y los controles de mando permiten moverse, girar y caminar por el espacio. Entre las opciones de juegos se destacan los de deportes, los de aventura y los juegos de rol. En la lista de los mejores están el clásico “Resident Evil”, donde el jugador se convierte en un miembro de un cuerpo de elite a la caza de zombies o “Fall”, para transformarse en un sobreviviente post-apocalipsis. Para los fanáticos de La guerra de las Galaxias, Sony acaba de anunciar el lanzamiento de “Star Wars Battlefront VR Experience”, aunque todavía no se conocen detalles exactos. Otro de los juegos más esperados para este año es “Star Trek: Bridge Crew”, donde el jugador podrá meterse en la piel de personajes legendarios como el capitán Kirk o el señor Spock.

Los mejores gadgets

L as gafas (o cascos) y los mandos de movimiento son el corazón mismo de la realidad virtual. Sin ellos es imposible disfrutar de una experiencia 100% inmersiva.

Las grandes compañías de VR ofrecen dos modelos diferentes: los dispositivos de alto rendimiento que necesitan un equipo gráfico potente que los soporte (Oculus Rift y HTC Vive, PlayStation VR); y los de menor calidad, que brindan una experiencia menos realista pero que son más económicos, ya que sólo necesitan un smartphone que permita su uso (Daydream View y Cardboard, de Google, o Samsung Gear VR). Los valores pueden ir desde los 100 hasta los 900 dólares, dependiendo la tecnología que eligas adquirir. Te mostramos algunos de los más populares.

De compras por el barrio
Artículo anterior De compras por el barrio
Artículo siguiente En París inventaron tachos ecológicos para poder hacer pis en la calle
En París inventaron tachos ecológicos para poder hacer pis en la calle