Tecno

Alemania prohíbe y ordena destruir los relojes inteligentes para niños

Se trata de dispositivos que permiten ubicarlos en forma remota, en Argentina se venden varios modelos.
por Paula Demarco twitter @polydemarco Noviembre 21, 2017

Esta semana el mundo de sorprendió ante una medida tomada por las autoridades alemanas que prohibieron el uso de relojes inteligentes para los más pequeños. Los mismos fueron diseñados para monitorear a los niños de forma remota: permiten la activación de un micrófono para hablarles y conocer la ubicación exacta de los mismos.

Recientemente, la Agencia Federal de la Red de Alemania descubrió que los padres usaban este tipo de dispositivos para escuchar qué sucedía en las horas de clase con los maestros, espiando entonces a profesores y esto va contra las leyes del país. Además, los profesionales encontraron que son vulnerables al hackeo de piratas informáticos que podrían acceder al dispositivo y robar datos, poniendo a los chicos en peligro.

Dentro de las funciones de los smartwatch se encuentran: ubicación remota, alarmas y números de emergencia preestablecidos. Además, los mismos están conectados con una aplicación que se encuentra instalada en el smartphone de los padres, quienes pueden activar la cámara y el micrófono para hacer videollamadas con sus hijos.

El problema legal que ha encontrado Alemania es que allí está prohibido grabar conversaciones sin consentimiento. “De acuerdo con nuestras investigaciones, los padres usaban los relojes, por ejemplo, para escuchar a los maestros durante clases”, afirmó el presidente de la Agencia Federal de la Red, Jochen Homann.

El último pedido de la Agencia fue que los usuarios de estos relojes envíen una prueba de que los mismos han sido destruidos.

¿No será mucho?

Ella encontró una ingeniosa forma de contrabandear golosinas a la sala de cine
Artículo anterior Ella encontró una ingeniosa forma de contrabandear golosinas a la sala de cine
Artículo siguiente 5 errores que seguramente estás cometiendo cuando desayunás
5 errores que seguramente estás cometiendo cuando desayunás