Viajes
ESCAPADAS

Aysén, un lugar de paisajes y aventura en el último rincón del mundo

En el rincón donde se termina el mundo, se halla esta joya salpicada de islas, islotes, glaciares y fiordos para explorar.

Diciembre 17, 2017

Aysén, ubicada en la XI región chilena, tiene unos cien mil habitantes repartidos en los más de cien mil kilómetros cuadrados que ocupa. Es la zona menos poblada de Chile y una de las más grandes del país trasandino.

La Carretera Austral, que atraviesa su territorio y permite recorrer la región de punta a punta, es un emblema de la Patagonia chilena, una senda despoblada, indómita, de paisajes deslumbrantes, cuyos desvíos llevan a navegar por fiordos y lagos prístinos hacia los glaciares del Campo de Hielo, una de las reservas de agua dulce más importantes del planeta. dos sobre el Océano Pacífico.

Durante largos trayectos a la vera de paisajes bestiales, el viajero puede cruzarse con arrieros solitarios, motoqueros o ciclistas errantes; la carretera es un imán para los andariegos.

Una caminata entre lagunas y glaciares

Trekking en el Calluqueo

El glaciar Calluqueo, ubicado a unos cincuenta kilómetros del pueblo de Cochrane, es una lengua de hielo que serpentea ladera abajo del Cerro San Lorenzo. Con 3700 metros de altura, es una de las montañas más codiciadas por escaladores. Es, también, el cerro que desveló al legendario cura Alberto de Agostini, misionero, aventurero y fotógrafo excepcional que anduvo por estos pagos en la primera mitad del siglo pasado.

Por sus condiciones de acceso, en este glaciar que pertenece al Campo de Hielo Norte, se puede hacer un trekking. Se trata de un recorrido de dos horas y media con almuerzo incluido. Antes, hay que cruzar la laguna Calluqueo, un espejo de agua prístino, ubicado entre la ruta y el glaciar. Aquellos que se animen, podrán también hacer escalada en hielo. Más info en: www.lordpatagonia.cl

El paso obligado de los aventureros

BIenvenido a Villa O’Higgins

El último rincón de la Carretera Austral es un pequeño poblado, un páramo de quinientos habitantes, y el paso obligado en la ruta de montañistas y aventureros rumbo al El Chaltén, en Santa Cruz. Villa O’Higgins está rodeado de los campos de hielo, ríos puros y lagos con excelentes condiciones para la pesca, senderos para trekking y miradores. Es un pueblo en pleno desarrollo turístico, que cada verano colma su capacidad y tiene una amplia y variada oferta de actividades al aire libre.

Navegando hacia el Glaciar O’Higgins

Por el Lago de los Glaciares

La excursión parte al amanecer desde el Puerto Bahamóndez, a pocos kilómetros de Villa O’Higgins. La embarcación navega por un espejo de agua inmenso, conocido como el Lago de los Glaciares, ya que ostenta la mayor cantidad de glaciares en suelo chileno. Con novecientos metros de profundidad, es uno de los lagos más hondos del mundo. Además, se encuentra ubicado en un sitio estratégico: el Campo de Hielo Sur y el Campo de Hielo norte representan la tercera reserva mundial de agua dulce del planeta, después de Groenlandia y la Antártida.

Dos horas después de zarpar, se hace una parada en Candelario Mansilla, el paso fronterizo hacia el Chaltén. Más tarde, el barco se detendrá finalmente frente al imponente glaciar O’Higgins, una mole de hielo con dos laderos, el glaciar Chico a un lado y el Gaea hacia el otro. Antes de pegar la vuelta, el capitán ofrece a los navegantes un whisky, por supuesto on the rocks, con hielo glaciar. Para más información, visitá la página www.robinsoncrusoe.cl.

Los sabores de Aysén

Salmón, cordero, trucha y un sinfín de delicias del mar 

Aysén es una de las regiones con más criaderos de salmón en el mundo. Por lo tanto, este pescado es moneda corriente en la cocina regional. Además, la zona es muy rica en truchas y mariscos como la cholga, típico de la región patagónica chilena. Para los ávidos carnívoros, está el cordero patagónico, tiernísimo, que nunca falla en estas generosas tierras.

¿Qué son? Las extrañas esferas blancas que conmocionaron a Rusia
Artículo anterior ¿Qué son? Las extrañas esferas blancas que conmocionaron a Rusia
Artículo siguiente ¿Llanto fácil? Cuando la hipersensibilidad comienza a ser un problema
¿Llanto fácil? Cuando la hipersensibilidad comienza a ser un problema