Viajes
ESCAPADAS

Un destino que nunca falla: eterna y hermosa Mar del Plata

La capital nacional de las vacaciones renueva sus propuestas: paseos, bodegas y la mejor gastronomía. 

por Aníbal Mendoza | Diciembre 24, 2017

Cada uno de los viajeros que se amuchan en sus playas acude al llamado de su Mar del Plata caprichosa. La Feliz regala una cartografía en la que conviven todos los gustos y prepara una ofensiva de anzuelos y rebajas para competir con otros destinos y perpetuar su reinado. La rambla, el casino y el puerto, filigranas de una Argentina de otro siglo, comparten foco con nuevas postales como el novel Museo Mar, la bodega Costa & Pampa, una gastronomía cada vez más cosmopolita y refinada como la de Sarasa Negro y las oleadas de su medio centenar de cervecerías artesanales para repartir la noche entre los bares de Güemes y los pubs de Yrigoyen. Entrañable y misteriosa, Mar del Plata confía en la fórmula de toda la vida: lo que funciona y lo que sorprende, en partes iguales.

Costa y Pampa

Bodega experimental

La aventura de dar con el santo grial de un terroir atlántico llevó a la Bodega Trapiche a clavar las estacas en la Estancia Santa Isabel, cuyo casco engalana una casa colonial portuguesa de 1888. En Chapadmalal, entre lomadas y una disposición geométrica a salvo de los guantazos del viento, los viñedos experimentales de Costa & Pampa, a seis kilómetros del mar, han dado hasta ahora unos blancos frescos y delicados, en particupar Sauvignon Blanc, Chardonnay y Riesling, que ya se codean con etiquetas de alta gama en los restaurantes de esta ciudad. La apuesta promete nuevas cepas para cautivar paladares con sensaciones nuevas. Todo a su tiempo.

Ladrillos a la vista

El Sheraton Mar del Plata Hotel 

El Sheraton Mar del Plata Hotel  comulga con el ideario de la modernidad sostenible: amalgamar infraestructura con el bello entorno afín. Concebido por el arquitecto Carlos Mariani, con un atrio con luz cenital, el edificio que cobija 191 habitaciones descansa en el área de la bahía Playa Grande, rodeado por los links de una de las canchas de golf emblemáticas de la ciudad. Desde afuera destella con su estampa de ladrillo expresivo, tan afín al legado de su creador. Por adentro, combina confort con tecnología, alta gastronomía y Fitness Center, todo a minutos del centro y de la arena. Todas las habitaciones, incluyendo las 32 suites, la suite Gobernador y la suite Presidencial, están equipadas con teléfonos IDD, televisión por cable, mini bar, acceso a Internet de banda ancha y conexión Wi-Fi. Como yapa, sus huéspedes también tienen acceso a las playas de Cabo Largo. www.sheratonmardelplatahotel.com/es

La Feliz Con 47 kilómetros de playas y bahías con acantilados rocosos, Mardel es ideal para el descanso en familia y la práctica de deportes náuticos.

 Una cena sibarita

Las delicias de Sarasanegro

Sarasanegro pasó de ser contraseña de sibaritas locales a flamear como uno de los grandes nombres de la gastronomía nacional sin distinción de código postal. El restaurante de Patricio Negro y Fernanda Sarasa, formados en fogones de abolengo de España e Italia, hace bandera de la cocina de mar y la lleva a otra dimensión sin coartadas cuánticas. La alta demanda de comensales exige la condición innegociable de la reserva previa cada noche, de lunes a lunes. Los tesoros del Atlántico Sur abanicados con cocciones lentas, alquímicas, únicas, merecen ese sacrificio. Menú acotado, pocos cubiertos, ambiente grato. Ya sea a la carta o en degustaciones de 5 u 8 pasos, se pueden saborear vieiras marinadas con couscous de tomate, besugo asado con puré de castañas o raya con jugo de hinojo. Todo riquísimo y muy bien servido. www.sarasanegro.com.ar

Un paseo en familia: museo Mar

El Lobo Marino de alfajores patentado por Marta Minujín recibe a los visitantes que se acercan al Museo Mar, estrenado hace cuatro años como un encantador reservorio de arte contemporáneo, el primer proyecto de edificio construido para tal fin. De acceso gratuito, sus 7.000 metros cuadrados desperdigados en cuatro módulos de hormigón alternan muestras itinerantes de artistas canónicos y emergentes con muestras de cine contemporáneo, conferencias, recitales y proyecciones de cine. En primera línea de costa.

Año nuevo, chau confort: ¿Te animás a patear el tablero?
Artículo anterior Año nuevo, chau confort: ¿Te animás a patear el tablero?
Artículo siguiente Cómo reutilizar las frutas de Navidad en nuestro jardín
Cómo reutilizar las frutas de Navidad en nuestro jardín