Culturas

Los ayudantes de los Reyes Magos confesaron los pedidos más desopilantes de los niños

¿Habrá un trabajo más divertido que el de estos colaboradores?

por Redacción Rumbos | twitter @RumbosDigital | Enero 5, 2018

El diario El País de España decidió entrevistar a algunos ayudantes de Reyes Magos que, como cada año, llegan a distintos lugares públicos para saludar a los niños antes de dejar los regalitos en cada casa.

Las personas que “colaboran” con los verdaderos Reyes Magos tienen una labor cargada de divertidas anécdotas debido a los desopilantes dichos de los más pequeños.

“La experiencia como Rey Mago no se paga con dinero, lo pasé mejor que los niños. En una ocasión una niña se enojó porque le dejé una muñeca que no había pedido, pero me contó que a pesar del error ella se conformaba por esta vez y lo dejaba pasar”, contó uno de entrevistados.

Pero no todos son retos para ellos. Las personas que desempeñan este rol también viven situaciones divertidas con los desopilantes regalos que piden los niños. Un supermercado, para poder tener de todo,una cancha de fútbol de verdad como el del Barcelona y hasta una rinoplastía, fueron algunos de los pedidos más insólitos.

Pero parece que los niños no son los únicos que tienen deseos: “En una ocasión vino a verme una pareja de treintañeros. Ella se acercó primero para pedirme un auto porque había sido buena  y minutos más tarde se acercó él para pedirme que no le regalara a su chica el coche que me había pedido”.

Otra de las anécdotas más divertida fue: “Casi terminando mi jornada, se acercaron dos hermanos que no tendrían más de cinco años. Ambos se sentaron en mis pies tapándose con mi capa mientras me preguntaban qué queríamos tener los Reyes para comer debajo de su árbol el día que les dejáramos los regalos en su casa. No podía parar de reír mientras los dos iban apuntando cosa por cosa en sus libretas con una letra incomprensible.

“Una niña de unos 5 años me dijo que Gaspar era su rey favorito y que siempre había soñado con hacerle trenzas en la barba. Como no fui capaz de decirle que no, la pequeña se pasó 10 minutos jugando con mi barba mientras yo sudaba frío porque la cola de niños para pedir regalos no paraba de crecer”, remató.

Pero los niños, además de divertidos son cuidadosos: “Uno de los niños me gritó preocupado que tuviera cuidado al salir con el trineo, que había helada y podía resbalar”.

Las curiosas roscas de Reyes Magos que esconden oro dentro de ellas
Artículo anterior Las curiosas roscas de Reyes Magos que esconden oro dentro de ellas
Artículo siguiente Los argentinos son más infieles en verano que en otras épocas del año
Los argentinos son más infieles en verano que en otras épocas del año