Viajes
Turismo

Mangaratiba: una guía para descubrir este enclave soñado de Brasil

Aguas turquesas que bailan al compás del viento, montañas tropicales, arena fina, cascadas. ¿Qué más habría que pedirle al paraíso?

por Ximena Pascutti | twitter @RumbosDigital | Febrero 12, 2018

A hora y media de Río de Janeiro, viajando hacia el oeste, el municipio de Mangaratiba es un buen refugio para los amantes de la naturaleza y la historia: podemos disfrutar de los deportes náuticos, la pesca y el ecoturismo; y también asomarnos al antiguo Imperio del Brasil visitando las Ruinas de Saco, que son la entrada a la Estrada Imperial, el primer camino para vehículos que tuvo el país, en 1856. Mangaratiba es también uno de los principales accesos a Ilha Grande, una ínsula donde no circulan autos y los pájaros y el agua mandan.

Refugio para el placer

Rodeado por la selva tropical, el histórico Club Med Rio das Pedras acaba de inaugurar La Réserve, un exclusivo espacio ideal para quienes desean privacidad; con el sistema all inclusive de siempre, pero con muchas más prestaciones y confort. Creado solo para adultos, este flamante sector del village está compuesto por tres sofisticados edificios ubicados entre las sierras y el mar.

Cada uno cuenta con 27 suites equipadas con todas las comodidades y seis suites penthouse con una excepcional ubicación en el último piso de cada edificio, junto a una terraza con hidromasaje. La Réserve fue pensada para confortar a los visitantes que desean tomar un descanso sin niños y disfrutar dentro de un entorno encantador y despreocupado, con unos ricos tragos mirando al mar.

Mangaratiba: una guía para descubrir este enclave soñado de Brasil

Club Med Rio das Pedras se encuentra en el corazón de la segunda reserva ecológica de Brasil, 120 km al oeste de Río de Janeiro. Por eso, quienes andan con ganas de hacer deportes y explorar la naturaleza, pueden encontrar allí mucha diversión; el village ofrece clases de aquafitness, arquería, esquí acuático, buceo, kayak, wakeboard; y recorridos por el río y la reserva natural Rio das Pedras, conectada con el resort, un refugio de pájaros y vegetación. www.clubmed.com.ar.

Una playa a tu medida

Además de las extensas playas Grande y Muriqui (de 1 km cada una), podemos visitar la de Ibicuí, ideal para los deportes acuáticos; Junqueira, para pescar; y playa Ribeira, la mejor para disfrutar con niños.

Fundada en 1700, la ciudad de Mangaratiba preserva muchos de sus edificios antiguos. Son dignos de visitar la Iglesia de Nuestra Señora de Guía, del siglo XIX y de estilos barroco y rococó; y la mansión del Barón de Saí, de estilo neoclásico.

¡Ponete las zapatillas!

Siguiendo diversos senderos podemos llegar a sierras, saltos y edificios históricos para contemplar cafetales y piscinas naturales. Bengala y Concepción de Jacareí son las cascadas más famosas.

Esta es la isla donde los hombres están prohibidos
Artículo anterior Esta es la isla donde los hombres están prohibidos
Artículo siguiente La efectiva solución noruega para acabar con la basura plástica en los océanos
La efectiva solución noruega para acabar con la basura plástica en los océanos