Vida & Estilos
Viajes

Técnicas para poder dormir mejor en los aviones

Te compartimos estos cuatro consejos para tener un viaje más placentero.

por Redacción Rumbos | twitter @RumbosDigital | Febrero 12, 2018

1) Tratar de no pensar en eso

“Si te preocupás y te estresás por quedarte dormido, no te vas a quedar dormido, simplemente no sucederá. Es más fácil decirlo que hacerlo, pero si podés encontrar la manera de no preocuparte por quedarte dormido, eso ayudará a solucionarlo”, contó Brian Kelly, un viajero frecuente.

2) imaginar que estás en otro lugar

“Se trata de sacarte de la estresante posición claustrofóbica en la que te encuentras en el avión”.

Jamie Zeitzer, profesor de psiquiatría y ciencias de la conducta en la Universidad de Stanford,  recomendó tomar un respiro real o imaginario: “Un antifaz para los ojos, audífonos con cancelación de ruido y algo de música puede bloquear gran parte del mundo”, aportó.

3) Kit básico para dormir

​Para aislar todo tipo de sonido que no te dejen dormir tranquilo, sería bueno llevar con vos unos simples tapones para los oídos que te ayudarán a tener un entorno más tranquilo y silencioso. Además, sirven para controlar el cambio de presión en aterrizajes y despegues.

A su vez, las almohadas para viajeros te brindarán más comodidad, al igual que los antifaces ​para ocultar toda luz que provenga de los otros asientos o de las ventanillas que no se encuentren cerradas. 

4) Llevar ropa cómoda

En este caso  es mejor centrarse en la comodidad de las prendas que en la elegancia. Por eso tenés que elegir ropa que no aprieten ninguna parte de el cuerpo y sean amplias para que permitan el movimiento. 

A su vez, los zapatos también son importantes, ya que deberías elegir unos cómodos y fáciles de poner y quitar, pues durante el vuelo los pies se hinchan por la falta de movimiento y por estar sentado con las rodillas flexionadas, lo que provoca que la sangre no fluya correctamente hacia el corazón y se acumule en los pies.

Tags Vuelos
A 50 años, este es el legado que dejó el Mayo francés
Artículo anterior A 50 años, este es el legado que dejó el Mayo francés
Artículo siguiente Hijos de Pinocho: ¿Por qué no podemos evitar decir mentiras?
Hijos de Pinocho: ¿Por qué no podemos evitar decir mentiras?