Locura Web
Locuras de amor

La historia de la agente del FBI que se enamoró del terrorista al que debía investigar

Se escapó a Siria para casarse con él, un mes después se arrepintió y pidió volver a Estados Unidos. Lo logró pero tuvo que pagar su traición.

por Paula Demarco | twitter @polydemarco | Febrero 13, 2018

Parece la trama de una película de Hollywood pero es una historia verdadera. Todo ocurrió en 2014, cuando a Danielle Greene (una traductora del FBI que trabajaba en operaciones secretas) se le asignó la misión de investigar al rapero alemán Denis Cupert (cuyo nombre artístico es Deso Dogg y su alias en ISIS, Abu Talha al Almani) sospechado de ser un reclutador de terroristas.

Poco tiempo después, la mujer pidió un permiso para viajar a Europa alegando que iba a visitar a sus familiares (ella es nacida en la antigua Checoslovaquia) pero en realidad voló hasta Turquía y de allí hasta Siria para casarse con el cantante.

Deso Dogg fue un rapero exitoso en Alemania pero, luego de lanzar cuatro discos, su carrera fue en decadencia como consecuencia de problemas psicológicos, legales y de adicciones. En 2010 se convirtió al Islam y cada vez se lo veía más radicalizado. Un año más tarde, se le perdió la pista y recién se lo volvió a ver en 2013 en la guerra de Siria. El yihadista juró lealtad al grupo terrorista y amenazó de muerte al entonces presidente estadounidense, Barack Obama. Fue allí cuando el Departamento de Estado de los Estados Unidos puso su nombre en la lista de terroristas investigados y le asignó la misión a Greene.

La historia de la agente del FBI que se enamoró del terrorista al que debía investigar

Lo dieron por muerto en dos oportunidades, primero en un bombardeo de la aviación siria en abril del 2014 (en el vídeo difundido no se le reconocía bien), y después, un año más tarde, cuando el Pentágono anunciaba su segundo fallecimiento. En el plazo de tiempo que separa las dos supuestas muertes, se cerebró la boda de la agente del FBI y el rapero.

Lo que todavía agrega más color a esta historia es que al contraer matrimonio Greene todavía estaba casada con un marido estadounidense. La lingüista llegó a Siria cinco días antes de la proclamación del califato del Estado Islámico, considerado el momento más álgido alcanzado por el grupo yihadista hasta la fecha. A los pocos días de casarse, se arrepintió de haberse unido a un terrorista y, con él, a Estado Islámico. “Fui débil, ya no sabía cómo manejar la situación”, escribió en un correo electrónico enviado a una persona no identificada el 8 de julio. “Realmente me he metido en un buen lío esta vez”, añadió. “Me he ido y no puedo volver, ni siquiera sabría cómo hacerlo, si intento regresar… Estoy en un entorno muy peligroso y no sé cuánto tiempo voy a durar aquí, pero no importa, ya es demasiado tarde…”, continuaba en otro e-mail.

Además, la traductora era consciente de que había violado la ley. “No sé si te dijeron que probablemente iré a la cárcel por mucho tiempo si vuelvo, pero así es la vida”, escribía un mes después de haber tomado su vuelo hacia Siria.

Así y todo, Greene consiguió regresar a Estados Unidos –hoy con Trump como presidente no sabemos si lo hubiese logrado– donde fue acusada de un delito relativamente breve (ocultación de información y falsedad) y condenada a dos años de prisión. Pena que en realidad debería haber sido más alta, pero que se le redujo a cambio de cooperación.

Ahora, la fiscalía desclasificó parte de los documentos confidenciales sobre esta historia de amor prohibido, porque la cooperación de Greene con las autoridades llegó a su fin.

Entre los detalles revelados está la identidad de la empleada, que actualmente trabaja en un hotel y se negó a aportar su versión de los hechos alegando que tiene miedo. “Si hablo mi familia estará en peligro”, confesó la mujer de 38 años a CNN.

Por su parte, el FBI se negó a hacer declaraciones al respecto, pese a que el exfuncionario del Departamento de Estado de Estados Unidos, John Kirby, reconoció que este caso fue “una vergüenza impresionante para el FBI”.

Súper tip: Cómo madurar una palta en 10 minutos
Artículo anterior Súper tip: Cómo madurar una palta en 10 minutos
Artículo siguiente ¿Qué hacer cuando no podemos salir del papel de víctima?
¿Qué hacer cuando no podemos salir del papel de víctima?