Vida & Estilos
Tecnología

Instagram desató una preocupante tendencia en cirugías plásticas

El uso de filtros en las redes sociales está cambiando la forma en que percibimos nuestro propio cuerpo.

por Redacción Rumbos | twitter @RumbosDigital | Febrero 23, 2018

Lo vemos todos los días. Los llamados “filtros”, que comenzaron en Snapchat y luego adoptó Instagram, suavizan la piel, rellenan los labios y hacen que los ojos se vean más grandes.

Mucho se ha escrito sobre cómo estas apps pueden ser malas para nuestra autoestima y de qué manera pueden llevar a “desórdenes dismórficos”, que consisten en una preocupación excesiva por algún defecto, ya sea real o imaginado, percibido en el propio cuerpo.

Ahora, el Dr. Matthew Schulman, un cirujano plástico de Nueva York, contó que recibe pacientes que van a su consultorio con fotos que tienen estos filtros para que tenga como referencia.

Incluso, otro doctor se refirió a esto como “dismorfia de Snapchat” y hay quienes dicen que estos filtros no están haciendo olvidar cómo lucimos en la realidad.

A post shared by Kylie (@kyliejenner) on

“Hay un tema con perder la perspectiva de cómo te ves en realidad, y no es algo de lo que se habla mucho”, dice Renee Engeln, profesora de psicología en la Northwestern University y autora de un libro sobre el tema.

Según Engeln, antes de Snapchat e Instagram, las fotos “retocadas” estaban reservadas para las celebridades y modelos en avisos o revisas, y generalmente sabíamos que estas imágenes no eran reales.

Pero ahora todo cambió…

“No es suficiente con compararte con esas modelos perfectas, ahora tenés una comparación diaria de tu ser real con esta imagen falsa que presentás en las redes sociales. Es una forma más de cada día sentir que no sos suficiente”, opina la especialista.

Y se llegó al punto en que se usan los filtros como fuente de inspiración para posibles intervenciones quirúrgicas.

Cuando los pacientes llegan y poden la nariz de Meghan Markle o los labios de Kylie Jenner, muestran a sus cirujanos plásticos selfies que utilizaron filtros.

“Todo el mundo está usando filtros y lo llevan un paso más allá al traerme esa foto y decirme ‘así es como quiero verme'”, dice el Dr. Schulman.

A post shared by Paris Hilton (@parishilton) on

“No todos llegan a ese punto, pero en su cabeza, así es como quieren verse y vienen pidiendo tener una piel más tersa, los ojos más grandes (que requiere una cirugía de párpado o botox) y los labios más rellenos”, continuó.

La Dra. Michelle Yagoda, una cirujana plástica de rostro de Nueva York, también ve esta tendencia en su consultorio.

“Nunca nadie vino a decirme que quería verse como Angelina Jolie o como un filtro de Snapchat, pero sí noté que están preocupados por el tamaño de sus poros y la textura y el color de la piel, que es donde estos filtros más actúan”, afirma.

No está cambiando el estándar de belleza, sólo está siendo más distribuido“, opina y dice que no necesariamente es malo usar una foto de uno con filtro como base para una cirugía. “Al menos no estás partiendo de una celebridad, sino de tu propio rostro”, afirma.

A post shared by Jennifer Lopez (@jlo) on

Una de las cosas más importantes a la hora de decidir pasar por un quirófano, es ser realista. Los procedimientos no tienen el mismo resultado en todas las personas.

“Rechazo al 25% de las personas que vienen a mi consultorio, por una variedad de razones”, dice el Dr. Schulman. “Primero hay que ver si lo que quiere es factible y seguro. Y luego hay que ver si lo quieren hacen por las razones correctas”, agrega.

Tags tendencia
El singular caso del buzo al que se le deformó el cuerpo tras un accidente en el mar
Artículo anterior El singular caso del buzo al que se le deformó el cuerpo tras un accidente en el mar
Artículo siguiente Engañó a Spotify de una forma muy inteligente y ganó 288 mil dólares
Engañó a Spotify de una forma muy inteligente y ganó 288 mil dólares