Tecno
El mundo

Eric Lundgren, el hombre que puede ir preso por reciclar computadoras

'Intervine en el camino de las ganancias de Microsoft, así que empujaron esto a la corte federal', dijo.

por Redacción Rumbos | twitter @RumbosDigital | Marzo 5, 2018

Eric Lundgren saltó a la fama tras construir un auto eléctrico con partes recicladas. Pero ahora, vuelve a los titulares de todo el mundo porque tal vez termine tras las rejas.

Desde siempre, él estuvo obsesionado con el reciclaje, en especial desde que viajó a China y vio los enormes basurales en donde termina toda la tecnología que desechamos.

Ahora, él tiene una compañía con sede en California, IT Asset Partners, que procesa más de 18 mil toneladas de basura electrónica cada año pero por la cual es acusado de estafar a Microsoft.

Según los fiscales del caso, Lundgren fabricó 28 mil discos falsificados con el sistema operativo Windows.

Por esa acusación, fue declarado culpable de conspiración y violación de derechos de autor, y se enfrenta a 15 meses de prisión y una multa de 50.000 dólares.

Sin embargo, un tribunal federal de apelaciones suspendió la sentencia, lo que le da a Lundgren la oportunidad de defenderse una vez más.

El tema son “los discos de restauración”. Estos discos se entregan al momento de comprar una computadora nueva o se pueden descargar desde el sitio web del fabricante (como Dell, por ejemplo), para que los usuarios puedan reinstalar sus sistemas operativos en caso de ser necesario.

Sólo se pueden usar en computadoras que ya tienen Windows con licencia pero suelen perderse cuando las computadoras usadas son reutilizadas.

¿Qué dice él? Por un lado, no niega haber hecho los discos o que esperaba venderlos. Pero él dice que esto no formaba parte de un plan lucrativo.

Según cuenta, su intención era facilitar la extensión de la vida útil de las computadoras de segunda mano, ya que las empresas de electrónica quieren todo lo contrario.

“Comencé a aprender qué era la obsolencia planificada y me di cuenta de que las empresas fabrican computadoras portátiles que duran tanto tiempo como el seguro. Eso me enfureció. Eso no es lo que una sociedad saludable debería tener”, afirma.

Así, al producir discos de restauración quería ahorrar la molestia de descargar el software y tener que grabar discos nuevos, y de esa manera alentar las ventas de segunda mano.

En su opinión, los nuevos propietarios tenían derecho al software.

Pero los fiscales del estado de Florida lo acusan con 21 cargos y Microsoft reclama 420 mil dólares en concepto restitución por la pérdida de ventas.

Lundgren afirma que el asistente del abogado estadounidense en el caso le dijo que “Microsoft quiere tener tu cabeza en un plato y se lo voy a dar”.

Para el caso, los fiscales convocaron a un administrador de programas de Microsoft de Irlanda, Jonathan McGloin.

Según McGloin, Microsoft otorgaba la licencia de Windows a los fabricantes de computadoras como Dell y también los autorizaba para hacer que los discos de restauración o recuperación se incluyeran en las nuevas computadoras.

“En esencia, intervine en el camino de las ganancias de Microsoft, así que empujaron esto a la corte federal con falsas pretensiones”, dijo Lundgren y agregó que “McGloin testificó que un CD de restauración gratis valía lo mismo que un nuevo sistema operativo Windows con licencia”.

“Este fue un testimonio falso e inexacto proporcionado por Microsoft en un intento de establecer un precedente que ahuyentara a los futuros recicladores a reutilizar computadoras sin pagar primero a Microsoft por otra licencia”, agregó. “Cualquier persona que extienda con éxito el ciclo de vida de las computadoras o las desvíe de los vertederos para su reutilización en la sociedad obstaculiza las ganancias de Microsoft”.

Por su parte, Lundgren llamó como testigo a su experto de confianza, Glenn Weadock. Autor de varios libros sobre software, él opinó que estos discos no tienen valor sin un código y sin las claves de producto o certificado de autenticidad. Su único valor de venta reside en que son prácticos ya que no hay que bajarlo de internet.

En 2013, fueron interceptados los 28 mil discos de restauración que Lundgren había fabricado en China y enviado a su socio en Florida.

Tenían etiquetas casi idénticas a los discos proporcionados por Dell para sus computadoras. “Si hubiera escrito ‘El disco de restauración de Eric’ no hubiera tenido ningún problema”, se lamenta Lundgren.

Todavía el resultado de su apelación está pendiente.

La original toalla que seca el pelo (mucho mejor) que un secador
Artículo anterior La original toalla que seca el pelo (mucho mejor) que un secador
Artículo siguiente La actriz de La Usurpadora presentó a su verdadera gemela y no se parecen en nada
La actriz de La Usurpadora presentó a su verdadera gemela y no se parecen en nada