Vida & Estilos

Los compañeros de un padre viudo hicieron tres mil horas extras para que pueda cuidar a su hijo con leucemia

Sus compañeros le consiguieron más de 18 meses de licencia. 

por Redacción Rumbos | twitter @RumbosDigital | Marzo 12, 2018

Andreas Graf es un alemán que perdió a su mujer repentinamente por una enfermedad cardíaca justo cuando su hijo Julius, de tres años, comenzaba su lucha contra la leucemia.

El joven padre, de 36 años, temía perder el trabajo tras haber agotado todos sus días libres y licencia. Pero fue la solidaridad de sus compañeros lo que le permitió conservar su puesto de trabajo.

La idea partió de la jefa de recursos humanos de la empresa, Pia Meier, quien le pidió a todos los empleados de la fábrica ubicada en Fronhausen que donasen sus horas extras para cubrir los días que Graf no podría asistir. Los 650 trabajadores del lugar, algunos de ellos sin haber conocido nunca al padre en apuros, firmaron el acuerdo y en dos semanas ya habían acumulado 3.264,5 horas que la compañía anotó a nombre de Graf.

De este modo obtuvo más de 18 meses de licencia, tiempo que destinará a acompañar a su pequeño hijo en el tratamiento de su enfermedad. Cuando el hombre se enteró de la noticia quiso contársela a los medios para expresar su agradecimiento hacia sus compañeros.

“Sin esta tremenda ayuda, ya me habría quedado sin trabajo”, dijo Graf y agregó que estará eternamente agradecido con sus colegas y con la empresa. “Al principio me quedé sin palabras, no podía decir nada. Lloré frente a mis amigos y me sentí completamente abrumado”, explicó en la cadena RTL.

Cuatro misterios que aún desconciertan a los científicos
Artículo anterior Cuatro misterios que aún desconciertan a los científicos
Artículo siguiente Una empresa tuvo que dar marcha atrás con una polémica cuchara 3D para bebés
Una empresa tuvo que dar marcha atrás con una polémica cuchara 3D para bebés