Locura Web
Insólito

Su paracaídas no se abrió y se salvó gracias a las picaduras de más de 200 hormigas

La mujer sufrió un aterrizaje forzoso, pero sobrevivió gracias a que fue atacada por estos insectos venenosos.

por Redacción Rumbos | twitter @RumbosDigital | Marzo 13, 2018

Se trata de Joan Murray, una ejecutiva de un banco con sede en Carolina del Norte, Estados Unidos, que a lo largo de su vida había hecho varios saltos en paracaídas, pero esta vez algo falló. 

Tras alcanzar una velocidad de 130 kilómetros por hora, se dio cuenta de que  el paracaídas no se abría, por lo que le quedaba como única opción 
cortar la cuerda principal y accionar el paracaídas de reserva, que recién se abrió cuando le faltaban solo unos 200 metros para tocar tierra,

https://twitter.com/Rainmaker1973/status/972098904601911297/photo/1

Tuvo un aterrizaje forzoso y violento pero para su suerte cayó sobre un nido de 250.000 hormigas de fuego, que misteriosamente ayudaron a que la mujer siguiera con vida. 

Con la parte derecha del cuerpo destruida, la mujer estuvo al borde de la muerte, con 200 picaduras de estas hormigas venenosas. 

Lo curioso, es que al ser picada por tantas hormigas, Joan recibió una cantidad de veneno que derivó en una descarga de adrenalina que le mantuvo el corazón activo, estimuló sus nervios y permitió que sus órganos permanecieran en funcionamiento, según confirmaron los médicos que la asistieron cuando llegaron al lugar.

Dato curioso: 

Un caso similar es lo que sienten las personas alcoholizadas: están tan anormalmente relajadas que sobreviven mucho mejor a las caídas.

Cuatro actitudes que los chefs odian de sus clientes
Artículo anterior Cuatro actitudes que los chefs odian de sus clientes
Artículo siguiente Los seis principales problemas que genera el celular en nuestra vida
Los seis principales problemas que genera el celular en nuestra vida