Viajes
ESCAPADAS

La Rioja, una ruta pintada hacia Atacama

Antiguo paso de arrieros, el actual corredor bioceánico conecta Villa Unión con Chile a través de 430 km cautivantes.

por Virginia Poblet | Abril 8, 2018

El aire límpido, el cielo celeste intenso y las montañas áridas que se intercalan entre ocres y verdes, hacen del paso fronterizo Pircas Negras un viaje per se, un road trip donde el turista se siente inmerso en una pintura que, cada tanto, cobra vida con una vicuña pastoreando tranquila sobre una ladera.

Este cruce de los Andes, poco explotado en la actualidad, siglos atrás fue uno de los más transitados por los pueblos originarios y los arrieros locales. Separan a Villa Unión, La Rioja, de Copiapó, Chile, 430 km de ruta. Las pocas laderas vertiginosas (la altura máxima que se atraviesa es de unos 4.300 msnm) y un camino con varios tramos asfaltados, hacen que el recorrido sea amable y uno de los pasos más elegidos por los ciclistas viajeros.

Laguna Brava

El refugio de los flamencos

En un marco de montañas de colores ocres con cumbres nevadas y géiseres volcánicos, yace un espejo de agua azul con vetas blancas de sal, un paisaje espléndido en el medio de la nada, que además resulta uno de los refugios predilectos de los flamencos rosados.

Laguna Brava, a 140 km de Vinchina, fue proclamada reserva natural en 1980 para preservar a vicuñas y guanacos en peligro de extinción, y es una excursión imperdible para quienes están por La Rioja. Este espacio de viento frío constante alberga uno de los trece refugios que mandó a construir Domingo Faustino Sarmiento entre 1864 y 1873 para cobijar a los arrieros que cruzaban a Chile. De piedra y con corrales, se mantienen impasibles al paso del tiempo y el viento, gracias a sus formas redondeadas de nido de hornero. En esta laguna abrevan también chorlos, patos, águilas moras, halcones, pumas y zorros colorados.

Más allá de las fronteras, una gran ambición une a La Rioja con la Tercera Región de Chile: continuar con el plan de Cristóbal Colón de comerciar con Oriente navegando por el Pacífico; en este caso atravesando los Andes por Pircas Negras, la ruta más directa hacia los puertos de Copiapó. El corredor bioceánico se propone ser un paso agropecuario, industrial y turístico que impulse a las economías de la llamada región Atacalar; esto es Atacama en Chile, y La Rioja, Santiago del Estero, Catamarca, Tucumán, Córdoba y Santa Fe de Argentina.

La estrategia consiste en abrir un nuevo camino para proveer de alimentos de manera más eficiente al mercado asiático y, además, atraer inversiones, con los nuevos requisitos de ecología y sustentabilidad que exige el mundo hoy. Y para los simples turistas, se trata de un camino directo para ir de compras a Chile.

fotos escapadas rumbos 763

Playas de colores

Caldera y Bahía Inglesa

En los suelos de la región central de Chile hay varias clases de minerales. Esto hace que tanto la arena como el agua de las playas tengan diferentes tonalidades de acuerdo al mineral que más abunde en ese sector. Si andamos sobre ruedas, una buena idea es tomar la ruta costera y observar cómo el mar, entre bahía y bahía, cambia del turquesa intenso al azul profundo o pasa a camuflarse con el cielo.

fotos escapadas rumbos 763

Hay zonas ideales para solitarios, parejas y familias que procuran naturaleza en estado puro y vida agreste donde no hay ninguna construcción; pero también hay balnearios más equipados como Caldera, una pintoresca ciudad puerto fundada en el siglo XIX; o Bahía Inglesa, conformada por varias playas de bellísimas aguas transparentes donde se pueden practicar actividades como kayak, kitesurf y realizar emocionantes vuelos en ultralivianos.

fotos escapadas rumbos 763

¡Un gran paseo para disfrutar!

Cómo cuidar la piel en otoño
Artículo anterior Cómo cuidar la piel en otoño
Artículo siguiente Los ritos de la resurrección
Los ritos de la resurrección