Vida & Estilos
Alimentación

Enemigos del sueño: estos son los 10 alimentos que deberías evitar en la cena

Si querés dormir como un bebé es mejor que prestes atención a tu alimentación durante las noches.

por Paula Demarco | twitter @polydemarco | Abril 17, 2018

Llega la noche, te vas a acostar y ni la suma de unas cuántas ovejas te ayudan a conciliar el sueño. Mucho se ha hablado sobre la luz azul de las pantallas digitales como principales enemigos del buen descanso pero casi nada sobre los alimentos que nos impiden caer en los brazos de Morfeo.

A la hora de cenar, muchas veces elegimos productos que nos juegan en contra. El azúcar, la cafeína, la teína, los diuréticos, entre otros, no son buenos aliados para ser consumidos antes de acostarse.

Estos son los alimentos y bebidas que deberías dejar de lado por las noches, según los expertos:

1. Bebidas gaseosas y estimulantes: Según Jamie Koufman, nutricionista y autora del libro The Reflux Cookbook and Cure, la alta cantidad de ácidos que tienen las gaseosas afectan las válvulas que conectan el estómago con el esófago provocando reflujo, presión estomacal y dificultades para dormir.

A su vez, las infusiones como café, té o mate contienen estimulantes como la cafeína, mateína o teína que nos impiden conciliar el sueño.

Así que evitemos el “¿Cafecitooo?” después de las 18 horas…

via GIPHY

2. Chocolates: Sabemos que es delicioso y que ese permitido antes de irnos a la cama (o en la cama mientras miramos una película) es una de las mejores cosas que nos puede pasar. Pero chocolate también es una fuente de cafeína, especialmente el chocolate amargo. 

3. Queso, salchichas y carnes rojas: En el caso del queso y las salchichas, se trata de alimentos con alto contenido de grasas que complican la digestión. A su vez, contienen tiramina, una monoamina presente en los productos fermentados, que actúa en el cuerpo humano como un vasoactivo y que puede producir dolor de cabeza e insomnio.

Por su parte, las carnes rojas contienen la tiroxina, un aminoácido precursor de las hormonas catelocaminas y dopaminas, que hacen que estemos despiertos.

4. Cítricos: Son famosos por ayudarnos a reforzar las defensas, pero también contienen altas dosis de ácidos que por las noches pueden alterar el proceso digestivo y por consiguiente, el sueño.

5. Algunas verduras: Hablamos de vegetales como las coles, el brócoli o la lechuga, que aportan una infinidad de beneficios pero son difíciles de digerir y podrían causar meteorismo.

6. Nueces: Estos frutos secos, también contienen tiramina y pueden causar reflujo, algo que puede ser muy molesto durante la noche. Mejor comerlas a media mañana.

7. Alcohol: Si salís de copas el fin de semana y después te cuesta dormir esta podría ser la razón… Las bebidas alcohólica estimulan la sensación de fatiga, nos pueden generar acidez, reflujo y dolor de cabeza. Nadie dice que no se pueda tomar una copita de vino tinto por las noches, pero no hay que tomar de más.

8. Picantes y especias: Si algo nos enseñó Rubén Feffer en Mi novia Polly es que hay que tener cuidado con las cenas exóticas. Los alimentos ricos en especias y los picantes pueden causar acidez y un aumento de la temperatura corporal que no sería lo más agradable para conciliar el sueño.

9. Snacks fritos y alimentos grasosos: Según revela una investigación de la Universidad de Harvard los alimentos fritos, prefritos y otras comidas ricas en grasas hacen más difícil la digestión y pueden interferir con un buen descanso.

10. Alimentos diuréticos: Con un poco de sentido común cualquiera podría entender que el consumo de este tipo de alimentos nos obligaría a levantarnos varias veces en la noche. El problema es que muchas veces no sabemos cuáles son los alimentos que favorecen la diuresis, aquí te lo contamos: el apio, la zanahoria, el ananá, la sandía, el melón,  el tomate, el jugo de arándanos, la berenjena, los espárragos, el alcaucil, el té verde, la lechuga, la remolacha, la uva y el perejil.

Así que ya sabés, si tenés problemas para conciliar el sueño, además de buscar la mejor posición y quitar las pantallas de la habitación, estaría bueno que revises tu dieta.

Rosalind Franklin, la mujer que logró fotografiar al ADN y que luego fue olvidada por todos
Artículo anterior Rosalind Franklin, la mujer que logró fotografiar al ADN y que luego fue olvidada por todos
Artículo siguiente 10 intimidades sobre el pene que un hombre jamás le contaría a una mujer
10 intimidades sobre el pene que un hombre jamás le contaría a una mujer