Culturas
Innovación

Transporte público gratuito: la estrategia alemana para reducir la contaminación

La polución es un tema de agenda en Europa y el Gobierno de Merkel planteó una respuesta que (si resulta) puede convertirse en un ejemplo a seguir para sus países vecinos.

por Paula Demarco | twitter @polydemarco | Abril 21, 2018

Actualmente, existen más de 130 ciudades europeas que tienen un nivel de polución en el aire superior a los límites establecidos. Las estadísticas hablan sobre 400.000 muertes al año como consecuencia de gases contaminantes en el aire. Definitivamente, la contaminación es un tema de agenda.

Es por eso que los alemanes tomaron la iniciativa con una propuesta que podría sentar precedentes para una gran revolución: el transporte público gratuito. Con esta medida pretenden reducir la contaminación del aire de las principales ciudades del país e intentar parar la multa que les ha impuesto la Unión Europea.

Según explicó el portavoz del Ejecutivo, Steffen Seibert, la idea forma parte de un listado de propuestas elaborado por los Ministerios de la Cancillería, Medioambiente y Transportes ante el requerimiento de la CE de presentar medidas adicionales para reducir los niveles de óxidos de nitrógeno (NOx).

El proyecto piloto se pondrá en marcha antes de que termine el 2018 y las ciudades elegidas son: Mannheim, Essen, Bonn, Herrenberg y Reutlingen. Si el proyecto tiene éxito, podría extenderse a Berlín, Dresde, Munich, Hamburgo, Hanover y Colonia.

Sin embargo, las autoridades alemanas explicaron que la puesta en marcha de esta iniciativa será siempre una decisión de los respectivos ayuntamientos. 

Actualmente, Europa cuenta con la mayor concentración de dióxido de carbono en la atmósfera de los últimos 4 millones de años. En este contexto, el transporte se sitúa como uno de los sectores con mayor incremento de emisiones de Gases de Efectos Invernadero (GEI), contribuyendo de forma importante al cambio climático.

Las contras del proyecto

Seguramente, nadie va a oponerse a viajar gratis, sin embargo, este proyecto ya ha generado algunas controversias. En Asociación de Empresas Municipales (VKU) alemana, que se encarga de gestionar el transporte público, está preocupada porque no sabe si será posible hacer sostenible su costo. Y aún las autoridades no precisaron de qué manera lo piensan financiar.

Esta iniciativa implica una gran inversión económica directa para poder mejorar el servicio y acoger el gran incremento de pasajeros que se estima. Además, su puesta en marcha hará que deje de ingresar la recaudación obtenida por el transporte público (que solo en Hamburgo asciende a 830 millones al año).

Asimismo, para que sea exitosa esta propuesta es necesario también una concientización y compromiso por parte de la población. Ya que muchas personas no dejarían de ir en auto a sus trabajos más allá de que el transporte público fuese gratis.

¿Sería posible replicar esta iniciativa en las grandes ciudades de Argentina? Nada es imposible pero, por el momento, estamos bastante lejos ya que implicaría orientar las políticas públicas a una movilidad sustentable, realizar una gran inversión para extender las vías y mejorar la calidad del servicio. 

Vivió la menopausia a los 11 años y a los 28 fue mamá
Artículo anterior Vivió la menopausia a los 11 años y a los 28 fue mamá
Artículo siguiente Se compró un auto porque le costaba menos que el pasaje de tren
Se compró un auto porque le costaba menos que el pasaje de tren