Culturas
Nueva York

Retiran la estatua de un médico que practicaba experimentos en mujeres sin anestesia

Activistas denunciaron que las investigaciones que él hacía eran sin el consentimiento de sus pacientes.

por Redacción Rumbos | twitter @RumbosDigital | Mayo 12, 2018

Se trata de James Marion Sims, un ginecólogo conocido como “el padre de la ginecología moderna” del siglo XIX, quien creó el primer hospital de mujeres de la historia, pero que actualmente es considerado un abusador. 

Por tal motivo, decidieron quitar la estatua suya que estaba en Central Park, en Nueva York. 

“Es importante reconocer que sus contribuciones realmente ocurrieron a expensas de mujeres que no pudieron dar su consentimiento”, dijo Bernadith Russell, una doctora afroamericana del hospital New York-Presbyterian, que acudió a ver cómo los funcionarios retiraban la estatua con una grúa.

La historia

Ginecólogo

James Marion Sims (1813-1883) n​ació en Carolina del Sur, estudió Medicina en la Universidad de Filadelfia y dio sus primeros pasos como médico en Alabama.

Fue uno de los pocos médicos que se dio cuenta de la necesidad que tenía la ciencia médica de incorporar nuevas técnicas e instrumentos, así como nuevas ideas que no se reflejaban en ningún libro de texto.

Por lo que realizó nuevas operaciones y entre los instrumentos que inventó está el espéculo, de gran utilidad para la inspección vaginal.

El problema fue que para investigar la utilidad de los instrumentos y nuevos procedimientos, ensayó sobre mujeres afroamericanas, sin su consentimiento y sin aplicarles anestesia. 

Sobre esto, existen apuntes de puño y letra del doctor sobre sus tres “favoritas”: Anarcha, Lucy y Betsy. Sobre Lucy, por caso, escribió Sims que su agonía era extrema, que pensó que moriría “pocas horas después de confirmar que su primera cirugía había fracasado y al haberle realizado una segunda, aun estando sumamente inflamada”, según recuperó la BBC.

Salta, la perla norteña
Artículo anterior Salta, la perla norteña
Artículo siguiente Piloteó el vuelo que era de su marido y salvó la vida de 144 personas
Piloteó el vuelo que era de su marido y salvó la vida de 144 personas