Mundial Rusia 2018
El número 23

“Sé lo que es el hambre”: la dura historia de Enzo Pérez, la última incorporación de la Selección

Es el reemplazante del lesionado Lanzini. Estuvo en Brasil 2014 y fue uno de las figuras en el partido frente a Ecuador, en el que Argentina consiguió la clasificación a Rusia. 

por Gabriela Previtera | Junio 11, 2018

Sábado 9 de junio de 2018, 9.15 am. Sin dudas, no fue una mañana más en la intimidad de la familia de Enzo Pérez. Es que a esa hora sonó el teléfono y recibieron el inesperado llamado más esperado; el volante que juega en River fue el elegido por Jorge Sampaoli para reemplazar al lesionado Manuel Lanzini.

“Tengo que despertar un poco del sueño. Es difícil caer”, se sinceró Enzo Pérez en sus primeras palabras con los medios de comunicación, a 15 minutos de conocer la noticia, aunque también lamentó tener que ser convocado por la lesión de un compañero.

“Quedar afuera de la lista de los 35 estando tan cerca del mundial fue duro, quedé triste pero ver la cara de tristeza de mis hijos me partió el alma. Ellos tenían la misma ilusión que yo”, contó el jugador que lleva ese nombre por el fanatismo de su padre por River y por el uruguayo Francescolli. “Esta mañana los despertamos con otra felicidad; felicidad completa de los 4”, reconoció emocionado.

En cuestión de horas emprendió el viaje rumbo al país más extenso del mundo (y que por un mes acaparará todas las miradas). Compartió el vuelo con el excampeón mundial Oscar Ruggeri, el exfutbolista Diego Latorre y antes de partir, se cruzó en el Aeropuerto de Ezeiza con la madre de ¡Manuel Lanzini!, quien viajó a Barcelona para acompañar a su hijo.

El mendocino surgido de Godoy Cruz y con un paso por Estudiantes de la Plata no tuvo una infancia fácil; muchas veces ha tenido que remojar el pan duro que la mamá conseguía en las panaderías o bares e incluso, poner a secar los saquitos de té que usaban para tener nuevamente qué tomar al día siguiente.

“Sé qué es el hambre porque más de una vez me fui a dormir con la panza que me dolía, de lo vacía que estaba. No teníamos plata, no teníamos luz ni gas; mi vieja salía a pedir comida a panaderías y bares. Mi viejo hasta tuvo que vender la alianza de casamiento para darnos de comer”, recordó Pérez en una entrevista con El Gráfico, hace unos años.

Enzo y Leo

“Mi viejo es albañil y cuando conseguía algún trabajo me llevaba para que lo ayudara. Yo cavaba para hacer una viga, pintaba alguna puerta o retocaba una pared”, recordó el jugador que hoy tendrá que trabajar día a día en el Bronnitsy Training Center –donde se entrenará la selección durante la primera ronda en Rusia- para ganarse un lugar entre los once y al igual que en el partido decisivo donde se obtuvo el pasaje al Mundial, tirar paredes con Lionel Messi.

“¡Es una estúpida!”: Catherine Fulop estalló contra Oriana Sabatini y ella la escrachó en Instagram
Artículo anterior “¡Es una estúpida!”: Catherine Fulop estalló contra Oriana Sabatini y ella la escrachó en Instagram
Artículo siguiente La conmovedora carta de Adabel Guerrero a su papá, que la abandonó cuando tenía dos años
La conmovedora carta de Adabel Guerrero a su papá, que la abandonó cuando tenía dos años